“Profonanpe es un aliado de las empresas para la implementación de la Agenda Ambiental al 2030”

Profonanpe se acerca a los treinta años desde sus inicios. ¿Cuál ha sido su rol en todo este tiempo en el país?
Somos un fondo ambiental privado creado por ley de interés público, una entidad que opera en el marco del derecho civil, pero nuestro mandato es contribuir al interés público. También somos una organización que tiene por propósito promover la sostenibilidad de la vida conectando a la humanidad con el medio ambiente. En los últimos 28 años nos hemos dedicado a tres temas específicamente.

Uno es identificar y captar fuentes de financiamiento para ayudar a la conservación de la biodiversidad y naturaleza, y a todos los temas ambientales. El siguiente es la implementación y ejecución de proyectos con un rol que los donantes internacionales han calificado de exitoso, dado que en los últimos 25 años hemos captado más de 250 millones de dólares. Asimismo, en los últimos años hemos ejecutado más de cien millones de dólares en proyectos.

El último es un rol de canalizar recursos hacia los demás actores del sector ambiental. En esa ruta, Profonanpe tiene en su trayectoria algunos hitos que nos hacen una entidad diferente a otra en el país. Y es que somos la única entidad peruana acreditada por dos de los tres fondos ambientales creados en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático: el Fondo Verde para el Clima (FVC) y el Fondo de Adaptación.

¿Con qué organizaciones han venido trabajando en estas acciones?
Históricamente tenemos tres tipos partner con los que hemos trabajado. Organismos como el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y donantes internacionales que obedecen a intereses públicos.

El segundo sector son las fundaciones privadas, básicamente del hemisferio norte y que surge como parte de la responsabilidad social ambiental que tienen los dueños de las grandes empresas de países como Estados Unidos y Europa. Trabajamos con la Fundación Gordon y Betty Moore y otras de menor escala. En Perú, lo hemos hecho con empresas como Pluspetrol, además de que estamos desarrollando líneas de colaboración con el Grupo AJE. El otro rubro es el sector público peruano, al cual apoyamos en dos aspectos: canjes de deuda por naturaleza, con países como Canadá, Estados Unidos, Alemania y Finlandia, etc., y la remediación de los pasivos ambientales en el subsector de hidrocarburos y minería.

En la experiencia de Profonanpe, ¿cuántos proyectos han implementado y en cuáles están en la actualidad?
En nuestra trayectoria hemos ejecutado más de 40 proyectos con donantes nacionales e internacionales. Actualmente estamos en 18 proyectos en paralelo por una cartera global de 68 millones de dólares, más los 300 millones de soles del Fondo de Contingencia para Remediación Ambiental. En los últimos años hemos venido ejecutando alrededor de 13 millones de dólares anuales. Para este año, previo a la pandemia, se tenía previsto 30 millones de dólares y alrededor de 27 millones de soles. La crisis ha retrasado algunas acciones y probablemente cerremos el año con cerca de 15 millones de dólares y quizá 10 millones de soles en hidrocarburos.

Sobre los proyectos que ejecutan, ¿en qué tipos de ellos despliegan sus actividades?
En el presente los proyectos que estamos ejecutando intervienen en 23 departamentos del Perú, aunque anteriormente ya estuvimos en todos. Por ejemplo, con el Fondo de Adaptación trabajamos en el sector de pesquería, en el fortalecimiento de asociaciones de pesqueros artesanales en la costa peruana con un eje fuerte en Huacho y Máncora, y para ello contamos con aliados como Produce. Con el FVC estamos en la zona del Marañón en un sitio de importancia global por la cantidad de carbono que retiene. Trabajamos también con ellos en 120 comunidades en cuatro cuencas: Pastaza, Morona, Marañón y Cahuapanas.

Por otra parte, con la Fundación Gordon y Betty Moore, WWF y Andes Amazon Fund estamos interviniendo en 37 áreas naturales protegidas de la Amazonía a través de la iniciativa Patrimonio Natural del Perú. Este es un esfuerzo entre los actores internacionales y externos para lograr que estas zonas tengan los niveles de gestión que aseguren su sostenibilidad. Nuestras intervenciones son amplias y diversas, en infraestructura y desarrollo de capacidades, generación de vivencia y, lo más importante, con una rendición de cuenta y transparencia que nos ha permitido mantener la confianza de todos los donantes.

Contemplan una renovación de Profonanpe, ¿a qué responde esta y por qué van a apuntar con mayor fuerza al sector privado?
La renovación tiene relación con un cambio de mandato y también de cultura. Básicamente, veníamos trabajando mucho con la cooperación internacional. En los últimos tiempos hemos decidido ampliar el mandato para intervenir en aquellas acciones que tienen que ver con el cuidado del medioambiente. Es decir, en la gestión de residuos sólidos, ciudades sostenibles, transporte eficiente, etc. Asimismo, porque se ha fortalecido la visión de Profonanpe como un aliado estratégico en la implementación de la agenda ambiental al 2030, lo que significa que tenemos que trabajar con quienes tienen incidencia directa o indirectamente en el medio ambiente. Es ahí donde este rejuvenecimiento y fortalecimiento de la nueva marca también nos lleva a articular con el sector privado, para que ellos tengan un rol más activo en la sostenibilidad de sus emprendimientos y negocios. Profonanpe puede ayudarlos a implementar su agenda ambiental y también a visibilizar sus acciones positivas. Queremos ser su aliados y convocarlos.

En esa línea, ¿qué portafolio manejan para que ellos puedan aliarse con ustedes?
Para cada una de las empresas estamos trabajando un menú de opciones. La primera es que pueden sumarse a una iniciativa ya existente como Patrimonio Natural del Perú y fortalecer su marca en cada uno de los espacios que se van generando. La segunda es que se puede implementar una iniciativa ad hoc de acuerdo al ámbito de influencia de la empresa, según sus valores y los objetivos que persiguen. Un tercero es ayudarlos a identificar aliados para cada una de las acciones que quieran desarrollar, y ahí Profonanpe tiene una cartera de proveedores con los cuales hemos trabajado todos estos años y pueden brindar soluciones interesantes. En líneas generales, cada acción se puede ampliar y adaptar según las circunstancias. Hay múltiples opciones para sumarse. Todas las escalas son posibles.

¿Con qué capital humano cuenta Profonanpe para el logro de estos objetivos?
Profonanpe es una entidad joven en espíritu y también en capital humano. A la fecha, somos cerca de 100 personas con experiencia bien diversa, pero todos con el mismo propósito. Están biólogos, ingenieros forestales y ambientales, antropólogos, economistas, abogados y más. Hay una multidisciplinariedad que permite siempre tener una propuesta de valor que encaje con las necesidades de nuestros stakeholders. Agregar que el 56 % de colaboradores son mujeres, la edad promedio de todos es de 42 años. Hay un grupo joven que trae mucho de los valores actuales, pero que también se complementa con la sapiencia de los que ya tienen experiencia. Además, Profonanpe es una organización con una estructura horizontal y nuestra filosofía de trabajo es la co creación permanente. Para mí como director ejecutivo es un lujo, porque sientes que con cada idea surgen nuevas y eso es muy grato.

Para concluir, ¿cuáles son sus expectativas respecto a esta mayor apertura al sector privado?
En la medida de que sientan que su negocio es para los próximos 100 años, sabrán que necesitan contar con aliados como Profonanpe para que puedan tener no solo buenos productos, sino también impactos que hagan de su actividad una social, económica y ambientalmente responsable, tanto para sus stakeholders internos y externos. Profonanpe con esta nueva marca tiene todas las opciones que el sector privado necesita para desarrollar sus iniciativas.

Otras Relacionadas

Advertisment

PARTNERS